Empate con el Torrevieja en el amistoso de Almassora (33-33)

Alser Puerto Sagunto y Torrevieja  han empatado a 33 goles, en el III Memorial Jorge Clausell disputado la noche del viernes en Almassora. En la tanda de siete metros para dilucidar el ganador del torneo se ha impuesto el Torrevieja que se ha llevado de esta forma el trofeo a sus vitrinas.

El encuentro se ha desarrollado dentro de los cánones habituales de este tipo de encuentros, donde las situaciones ofensivas se han impuesto a las defensas menos contundentes de lo  habitual. Ambas formaciones contaban con bajas, y llevaban en sus plantillas jovenes de la cantera.

En ese aspecto sobresalia la formación en la porteria de los rojiblancos, ya que las bajas de Bruixola y Peg, llevaban a una porteria de adolescentes con el “veterano” Samuel Ibañez de 19 años de meta titular y el joven de 18 años e internacional juvenil por España, Ibrahim Moral, que hizo su debut con el equipo Asobal del Alser.

Y desde luego que fueron la nota agradable de la noche, ya que Samuel Ibañez en la cancha de su tierra natal, Almassora, se marcó un partidazo con un altisimo porcentaje de efectividad, lo que hacia que el Alser incluso pusiera buena tierra de por medio, llegando al descanso con 17-14. En la segunda parte, los rojiblancos siguieron a buen tono, y llegaron a alcanzar una diferencia de seis goles. Sin embargo, un motivadisimo y efectivo Jorge Sanchez desde el extremo izquierdo y un gran poder anotador del zurdo chileno Rodrigo Salinas ajustaron las diferencias. Sin olvidar la buena dirección de Castro desde el centro del ataque salinero.

Como el partido era para todos, Goran Dzockic fue fiel al carácter amistoso del encuentro y rotó a todos sus jugadores ( igual hizo Laguna en el Torrevieja), incluso con el marcador empatado, le dio los últimos diez minutos al mencionado Ibrahim Moral en la portería, lo que suponía una carga añadida de responsabilidad para el debut del chaval. No eran diez minutos de la basura, eran diez minutos para ganar un partido aunque fuera amistoso. Y el joven guardameta internacional respondió al envite valiente del mister, haciendo varias paradas de gran merito. El final del encuentro aunque falto de la emoción de los puntos, fue el que se empieza a hacer un clásico para los rojiblancos. En esta ocasión balón para empatar el partido en la ultima posesión, pero la magia de Nacho Moya Florido se sacó un gran lanzamiento de la chistera, que esta vez si entró en el marco salinero. Como anécdota queda que en la tanda de lanzamientos de siete metros, el propio Nacho Moya fue el que marró el tiro que supuso que el III Trofeo Memorial Jorge Clausell viajara a las vitrinas alicantinas.

EL miercoles 25 a las 20.15 horas, en el Ovni, nuevo amistoso con otro equipo Asobal y rival directo en liga. El BM Huesca del alicantino Nolasco volverá a visitar tierras valencianas.

El joven portero internacional Ibrahim Moral debutó con el equipo Asobal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.